Clínica Oftalmológica Marbella

BIENVENIDO

Si busca un oftalmólogo en Marbella no dude en contactarnos. La Doctora Rosa Roura lleva tratando pacientes en Fuengirola desde 1988, sepa que esta en buenas manos.

Llamenos al +952 86 26 36.

La Doctora Rosa Roura se especializa en cirugía de cataratas y cirugía de miopía Lasik.

 

 

CATARATAS OCULARES:

¿Qué son las cataratas oculares?

Las cataratas oculares es una afección que se produce en el cristalino, la lente natural en el interior del ojo, que permite enfocar los objetos cercanos y lejanos. El cristalino de manera natural y debido al envejecimiento, se vuelve opaco y pierde su transparencia.  Las imágenes se ven nubladas y, a medida que progresa, perdemos agudeza visual.

Sintomas de las cataratas oculares

El deslumbramiento de la luz del sol, de las lámparas o focos de los coches por las noches constituyen una de más molestias más típicas debida a las cataratas. Además la visión nublada de lejos, con muchas quejas porque “no se reconocen las caras de las personas” son los síntomas más frecuentes. En algunos casos, las cataratas permiten mejorar la visión más próxima pero en detrimento de la lejana.

Cirugia de cataratas oculares

La cirugía de las cataratas es en la actualidad un proceso rápido e indoloro, altamente efectivo y con escasos riesgos. La operación de cataratas consiste en extraer el contenido del cristalino opacificado mediante ultrasonidos y reemplazarlo por una lente intraocular personalizada en cada caso. Permite recuperar una visión normal e incluso mejor que la que se había tenido en mucho tiempo.

Las lentes intraoculares están en constante evolución tecnológica, tanto en su diseño como en los materiales. Actualmente existen varios tipos de lentes intraoculares:

-Las lentes intraoculares monofocales que corrigen la visión lejana pero con las que el paciente sigue precisando lentes para ver de cerca.

-Las lentes intraoculares multifocales que pueden quitar la dependencia de gafas para lejos y cerca. Más recientemente han aparecido las lentes intraoculares trifocales, que ofrecen visión a varias distancias: cerca, media y lejos.

La indicación de un tipo u otro de lente intraocular se debe consensuar entre el paciente y el oftalmólogo dependiendo de las expectativas de cada persona y de su condición anatómico-funcional.

 

Prevención de las cataratas Oculares:

En las cataratas oculares incipientes se pueden tomar medidas paliativas como el uso de gafas de sol para evitar el deslumbramiento o graduadas si se ha producido un cambio en la refracción. Pero el tratamiento definitivo de las cataratas sigue siendo la operación de cataratas oculares. A pesar del considerable esfuerzo de investigación en este campo no existe ningún tratamiento farmacológico que prevenga o cure de forma efectiva las cataratas relacionadas con la edad.

 

CIRUGIA DE MIOPIA CON TECNICA LASIK:

La corrección de problemas refractivos de la técnica Lasik es una operación oftalmológica sencilla, rápida, segura, indolora y personalizada que se desarrolla en tres pasos:

Mediante un instrumento especialmente diseñado para este tipo de intervenciones, el microqueratomo, el médico levanta una fina capa de tejido corneal semejante a una lentilla (flap). De este modo, deja libre la zona ocular donde va a actuar el láser.

El cirujano aplica el láser Excímer sobre la capa intermedia de la córnea para moldearla durante un periodo de tiempo de entre 5 y 45 segundos, dependiendo del tipo y magnitud del defecto a tratar. El láser dispone de un mecanismo de seguridad que controla los movimientos oculares, conocido como eye-tracker, que permite que los impactos se dirijan a aquellas partes de la córnea que deben ser remodeladas para corregir el defecto refractivo. Antes de realizar la cirugía con la técnica Lasik, al paciente se le realiza un estudio minucioso y riguroso para conocer su graduación y del que se extraen datos sobre la forma y función de la córnea. Toda esta información se transmite al láser por lo que el tratamiento Lasik está especialmente diseñado para cada persona.

En total, la operación dura unos 10 minutos a los que seguirá un breve descanso en la clínica oftalmológica, que deberá pasar el paciente antes de poder dirigirse a su domicilio.

Durante las primeras horas, de modo habitual, el paciente puede sentir ligeras molestias como escozor o lagrimeo y, al cabo de pocas horas, comenzará a percibir la recuperación visual sin depender ya ni de gafas ni de lentillas.