Liposucción Estepona

Estepona

La liposucción es una técnica que permite eliminar acumulaciones de grasa localizada en nuestro cuerpo, mientras que la lipoescultura permite también modelar el contorno corporal de la paciente para conseguir unas líneas más armónicas.  Si estas interesado en hacerte una liposucción en Estepona has venido al lugar indicado.

La lipectomía por succión, popularmente conocida como liposucción es un método quirúrgico de la cirugía plástica estética, para la extracción de depósitos de grasa no deseables de zonas específicas de la cara y el cuerpo. El cirujano realiza una pequeña incisión e inserta una cánula, un fino tubo hueco, que está fijada a un sistema que succiona la grasa hacia fuera.

Quién lo puede necesitar en Estepona
La liposucción no es una alternativa a la pérdida de peso. Su objetivo son las áreas localizadas de grasa que no responde a la dieta ni al ejercicio. Las áreas susceptibles de liposucción son el mentón, el cuello, las mejillas, los brazos, el pecho por encima de las mamas, el abdomen, los flancos, las nalgas, las caderas, los muslos, las rodillas, las piernas y los tobillos. La liposucción puede mejorar la figura corporal y proporcionar un aspecto más estilizado. En algunos casos, los cirujanos también pueden emplear la liposucción para extraer lipomas, tumores de grasa benignos.

Cómo
El procedimiento dura de una a cuatro horas, en función de la cantidad de grasa que hay que eliminar. Los procedimientos que no son demasiado extensos pueden realizarse de forma ambulatoria y bajo anestesia local, aunque algunos cirujanos prefieren emplear la anestesia epidural (como en el parto). Los procedimientos más extensos generalmente se realizan bajo anestesia general.

Postoperatorio
Tras la liposucción, la paciente puede esperar la aparición transitoria de hematomas, hinchazón, hipersensibilidad y/o sensación de quemazón. El área tratada puede quedar insensible durante unos meses.

Riesgos
Entre sus riesgos se encuentran la hemorragia, la infección, una pérdida excesiva de líquido que producirá un shock, la acumulación de líquido, las lesiones en la piel, la asimetría, cambios en la pigmentación, formación de coágulos sanguíneos, embolismo graso y perforación de órganos. Las complicaciones graves, sin embargo, son raras. Y aunque extremadamente infrecuente, el riesgo de muerte también existe.

Volviendo a la normalidad
Tras la liposucción, las pacientes pueden volver al trabajo en una o dos semanas y pueden reanudar sus actividades normales en dos a cuatro semanas. La hinchazón y los hematomas pueden persistir hasta seis meses.

Liposucción Ultrasónica en Estepona
La liposucción ultrasónica es una nueva técnica de liposucción relativamente reciente en Estepona. Es similar a la liposucción clásica, si bien se emplean los ultrasonidos para eliminar más selectivamente los depósitos de grasa con un menor impacto sobre los tejidos y los vasos sanguíneos adyacentes. La energía ultrasónica se emplea para fraccionar o romper las células de grasa. Esta grasa es eliminada con una succión de menor volumen y ello resulta en un menor trauma para los tejidos. Sin embargo, las incisiones son más grandes.

Ciertas localizaciones anatómicas parecen responder mejor al tratamiento con ultrasonidos, como la cadera y las zonas central y posterior del cuerpo. Sin embargo, hasta ahora, otras áreas como la cara, el cuello, las rodillas y la cara interna de los muslos siguen respondiendo mejor a la liposucción clásica. De hecho, la liposucción clásica está asociada a la ultrasónica en muchos casos.

La anestesia, los riesgos y las molestias tras la intervención son similares a las de la liposucción convencional. Muchos cirujanos recomiendan a las pacientes que lleven prendas compresivas como fajas, pantys, etc., hasta seis semanas después de la intervención. La compresión del tejido tras la liposucción reduce la hinchazón y los hematomas locales. La lipectomía por succión, popularmente conocida en Estepona como liposucción es un método quirúrgico de la cirugía plástica estética, para la extracción de depósitos de grasa no deseables de zonas específicas de la cara y el cuerpo. En Estepona, el cirujano realiza una pequeña incisión e inserta una cánula, un fino tubo hueco, que está fijada a un sistema que succiona la grasa hacia fuera.